10 claves para ser feliz en el trabajo y sentirte pleno

¿Te has planteado alguna vez cuáles son los ingredientes que hacen que unas personas estén a gusto y se sientan plenas en los trabajos en los que están? En este podcast, y a la vez entrada, te doy las claves para averiguar cómo ser feliz en el trabajo.

Seguro que estás pensando que son muy pocos los que actualmente tienen ese privilegio.

Por otro lado, puedes pensar que es muy complicado conseguir ser feliz, así que te conformas con que no sea muy doloroso y que pase el día lo antes posible.

Te entiendo, creo que mucha gente vive en el paradigma laboral de la zanahoria y el palo.

Es decir, que si haces lo que yo quiero que hagas, te doy una gratificación (en el mejor de los casos) y si no haces lo que yo considero que tienes que hacer, entonces te castigo con el palo.

Un ejemplo de esto es cuando tu jefe te muestra la puerta si no estás a gusto con las condiciones o, peor todavía, te enseña los cientos de currículos que tiene en su mesa.

Espero que los tiempos pasen a mejor vida y, como no sé si el que me lee es alguien que puede ejercer algún tipo de modificación laboral porque es un directivo de recursos humanos o simplemente alguien que puede mostrar lo que le digo a sus jefes comprensivos, je, je, je, te cuento lo que dice la ciencia al respecto.

10 claves para ser feliz en el trabajo y sentirte pleno

Este podcast va dirigido a todas esas personas que de alguna forma se dicen “odio mi trabajo“. Probablemente no por las tareas que hacen, sino por las condiciones laborales que tienen.

Te muestro a continuación las 10 claves para ser feliz laboralmente:

1. Establecer relaciones entre los compañeros y jefes

Uno de los puntos más importantes para ser feliz en el trabajo es tener un buen rollo en el puesto de trabajo.

Fíjate si es importante este punto que si no se tiene, puede ser uno de los detonantes que te lleven al síndrome de burnout.

Tienes que sentir que te aprecian y tú apreciar a tus compañeros y jefes para sentir que no estás controlado, vigilado o que ponen en tela de juicio todo lo que tú haces.

Para ser feliz en el trabajo empieza por tener buen ambiente laboral (1)

Así que, amigo, si crees que no hay ese buen rollo, que no te ayudan o tú no ayudas a tus compañeros de fatigas, puedes sentir como si esto fuera como una “crónica de una muerte anunciada”.

En este caso sentirás como el ambiente se puede cortar con cuchillo o que estás en Londres con su niebla debido a la tensión en el ambiente.

2. Tener control y autonomía en el trabajo

Este punto con los tiempos que corren por desgracia mucha gente no puede tenerlo. En este punto la clave de la felicidad está en encontrar cómo puedes tener autonomía a la hora de transmitir o de manipular tu trabajo.

¿Qué quiere decir esto? Pues que necesitas hacer las cosas con la confianza total de lo que haces sin esperar ninguna represalia.

Si tienes a un jefe que te está soplando en la nuca y vigila lo que tienes o no tienes que hacer, esto es imposible.

Si, aunque te sientes observado, por lo menos tienes la libertad de gestionar pedidos, resolver problemas o simplemente desarrollar las tareas que tiene tu trabajo, por lo menos no será un punto negativo (por supuesto no será positivo, pero al menos no resta en cuanto al bienestar laboral).

3. Contar con el apoyo de los jefes

En algunas empresas los jefes se centran, porque parece que se lo han dicho en el manual de jefe, en que deben decir siempre las cosas que se hacen mal y, sin embargo, las que se hacen bien se pasan por alto (ya que es así cómo se debe hacer y no van a perder el tiempo en explicar lo obvio).

Por otro lado, hay otro tipo de jefes que valoran las cosas que se hacen bien (y si el que me lee tiene potestad de modificar algo, que lo transmita).

Estos jefes no se centran en que calentemos las sillas las horas pertinentes y que añadamos una hora extra por normativa.

Se centran en objetivos, sin importar si el trabajo se termina antes de tiempo. Dejan irse a sus trabajadores antes (eso es un tipo de reconocimiento que recomiendo a muchas empresas que no es necesario mantenerse en la oficina o despacho).

Si no tienes el apoyo de tu jefe y crees que nunca lo vas a tener, yo particularmente te recomiendo leer esta entrada de cómo hallar tus talentos y mandarle a paseo.

4. Tener descansos de recuperación

No me refiero a echar un partido de fútbol cada dos horas.

Me refiero a que para ser feliz en el trabajo necesitas tener microdesconexiones, por ejemplo, de 5 minutos cada hora o 2 horas máximo.

Si tienes este privilegio, genial, vas por el buen camino para sentirte algo más feliz.

Para ser feliz en el trabajo empieza a quererte tú mismo primero

Además, si tienes estas desconexiones muchas veces, cuando no encuentras la solución al problema que estás buscando, al desapegarte de dicho problema de pronto zassss, se te ocurre esa idea que llevas buscando toda la mañana.

Yo no cambio por nada esos momentos que vas al baño, estiras un poco las piernas o te haces un café por la mañana para minutos después volver a la carga en tu trabajo.

5. Que te reconozcan los logros conseguidos

Todo el mundo hemos conseguido logros tanto dentro de la empresa como en nuestra vida laboral. Si tú eres de los que piensan que no, escucha y lee esta entrada de cómo hallar tus logros.

¿Tú crees que si no hubieses conseguido ningún logro, seguirías en esta empresa? Imagino que piensas lo mismo que yo que es que no.

¿Entonces, por qué no pueden algunos jefes reconocer todo el trabajo que estamos haciendo?

Por eso debes diferenciar entre cómo te tratan si no te reconocen tus logros y lo que de verdad eres. Ya que si no, empezarás a sentir emociones o estados emocionales como “no soy feliz con mi vida”.

6. Tener cargas de trabajo asequibles y objetivos definidos

De este punto ni hablo casi. Si muchos de los puntos anteriores eran casi una utopía, imagino que después de la crisis del 2007 casi todas las empresas usan la mitad del personal para hacer las mismas tareas.

¿A que tú piensas lo mismo? Pues este es otro indicador para saber si una persona puede interpretar su vida laboral como “me siento feliz” o no en dicho puesto.

Cargas de trabajo asequibles te ayudan a ser feliz en el trabajo

Esta mayor carga de trabajo puede ser contraproducente para ti y tener consecuencias como el estrés, la ansiedad y, visto que te ves copado por tus tareas, puedes sentir malestares como cambios de humor.

Así que mucho ojito con este punto porque para mí es uno de los más importantes para sentirte insatisfecho laboralmente.

7. Lograr equilibrio entre lo laboral y lo personal

Por mucho que estés a gusto en tu puesto de trabajo (que cada vez es más complicado) debes tener un equilibrio entre la vida laboral y personal para ser feliz en el trabajo y que no empiece a desmoronarse todo lo que habías construido hasta el momento.

No podemos ser adictos al trabajo aunque nos apasione, porque, como decimos en coaching, hay otras áreas no cubiertas como pueden ser la pareja, la familia, los amigos o simplemente el crecimiento personal.

Aunque ahora no lo entiendas del todo, ser workaholic puede estancar todas tus demás áreas de crecimiento, así que hazlo por ti y por tus seres queridos y empieza a equilibrar tu vida social y personal.

¿Cómo?

Pues hacerlo de varias formas, pero la principal es quedando más con los amigos, disfrutando de una atención plena con los seres queridos (y no con las tecnologías) o simplemente aprendiendo cosas nuevas.

Empieza a quererte tú mismo y después irás abriendo poco a poco el circulo de influencia hasta disfrutar de todas las áreas de tu vida.

Para ser feliz en el trabajo hay que tener equilibrio entre lo laboral y lo personal

8. Ser proactivo en el trabajo

Proactiva es la persona que no va apagando fuegos según van viniendo. Eso es más bien una persona reactiva.

La persona proactiva en su puesto de trabajo es la persona que se pregunta constantemente ¿qué puedo hacer para ir avanzando tal tarea?

Entiendo que si no estás a gusto en tu puesto de trabajo, es imposible que quieras ser proactivo.

Sin embargo, si empiezas a implementar esta habilidad, tal vez te quites un montón de rapapolvos del gremlin que tienes por jefe, ¿no te parece?

Estas tres preguntas son perfectas para ser proactivo:

¿Qué salió mal? ¿Qué salió bien? ¿Qué se puede mejorar?

9. Tener tareas variadas. Fuera la monotonía

No hay nada más cansino y que te quite las ganas para ser feliz en el trabajo que la monotonía.

Día tras día haciendo las mismas tareas una y otra vez, así 8 horas diarias por 5 días a la semana. Es lo más antagonista de la creatividad.

Si este es tu caso, recomiendo que lo unas a alguna actividad que te guste. Si te lo permiten, te invito a que te pongas música o podcast para así llevarlo a la par y que no te haga perder la atención en lo que estás haciendo.

10. Que haya sentido del humor en el trabajo

La más importante y que puede recompensar de un plumazo la falta de todos los requisitos anteriores para ser feliz en el trabajo es el sentido del humor.

Si tienes un trabajo monótono, sin nada de autonomía, eres reactivo, sin reconocimiento de logros y con muchas cargas de trabajo, pero por lo menos te puedes pasar unas risas, eso es lo que quedará al final de la jornada.

Por lo tanto en la medida de lo posible, si te lo permiten, por lo menos intenta reírte lo máximo que puedas con los compañeros de trabajo para no ser un zombie laboral.

¿Te ha gustado esta entrada sobre cómo ser feliz en el trabajo? Déjame un comentario sobre el podcast o la entrada en sí para ir mejorando poco a poco cada vez más.

Otros podcast relacionados

No ponerte etiquetas jamás para no bajar tu autoestima.

El podcast de Cambia tu rumbo. ¿En qué consiste el coaching y para qué me puede servir?

Deja un comentario

David Muela Regidor (aquí el presente) solicita tu consentimiento para moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.