Cómo avanzar en tu proyecto gracias al principio de pareto sin esfuerzos

¿Últimamente tienes la sensación que vas como pollo sin cabeza y además a matacaballo en las tareas u objetivos que te has planteado para tus servicios como terapeuta?, si es así, quiero presentarte el principio de pareto (también conocido  como la regla 80 20).

Si estás en este blog, imagino que en mayor o menor medida sientes en estas semanas que la vida no te da más de sí. Además, tienes la sensación de que estás bloqueado o estancado y probablemente tienes algún miedo que está paralizando todo tu trabajo.

¿Es así?, si no me conoces te diré que ayudo a coach o terapeutas que de alguna u otra forma padecen el síndrome del impostor (miedo a fracasar, a no ser suficientes nunca o a mostrar sus conocimientos) y que al final tienen parálisis por análisis y procrastinan todo lo que se plantean en su día a día.

Ley de pareto

Sé lo que es sentir que cada día el tengas que buscarte la vida para conseguir clientes, sin olvidar que para qué engañarnos no nos gusta la venta.

¿Pero sabes qué? Lo que nos cuesta y no nos gusta es la venta ochentera del siglo pasado en el que vendíamos si era necesario a nuestra abuela con una etiqueta en la chepa. La realidad es que gracias a Dios los tiempos han cambiado y podemos vender nuestros servicios con valores.

De eso trata mi blog. De vender y tener mentalidad de guerrero partiendo de la base que creemos en lo que hacemos para ayudar con nuestros servicios y productos a gente que necesita de ellos.

Por eso, quiero transmitirte lo que sé de la ley de pareto y espero que planifiques mejor tus metas y objetivos.

El origen del principio de pareto 20/80

El principio de pareto viene dado porque fue Vilfredo Pareto economista y sociólogo (1848-1923). Comprobó con diversos estudios como fue el económico que del 20% de la población en Italia tenía el 80% de las tierras del país.

No solo se dio cuenta en este sector, también lo corroboró en el sector de calidad, en inventario de almacenes e incluso e incluso en la actualidad lo puedes ver en el sector de la informática.

¿Qué quería decir con el teorema de pareto?

Más información
Supera tus barreras mentales para conseguir el negocio de tu vida- Miedos, bloqueos, procrastinación, parálisis por análisis, desmotivación o falta de claridad en tu objetivo:

Por ejemplo, el 80% de los ingresos de una empresa vienen generados por el 20% de los productos o que el 20% del código informático es producido por el 80% del esfuerzo y dedicación. Mientras que el otro 80% se consigue nada más que con el 20% de esfuerzo restante.

Así ocurre lo mismo con el inventario de una empresa, porque si se revisa ese 20% que es el que más se vende, se tiene el 80% complementado.

¿Qué es la ley de pareto?

La ley de pareto lo que nos viene a decir es que invertimos fatal nuestros esfuerzos y tiempos en acciones y objetivos que no tienen mucho sentido. Viene a decirnos nuevamente que son pocos los clientes que nos hacen los mayores pedidos en nuestras empresas o son pocos los clientes los que nos reservan las sesiones de las semanas.

¿Por qué no aprovechar todo este conocimiento para generar una mayor producción o más servicios en vez de buscar más por el universo de internet?

Por finalizar y no hacerte perder el tiempo, quiero comentarte que si lo piensas fríamente el 80% de las consecuencias que nos ocurren vienen dadas por el 20% de las causas. Da igual el tiempo que inviertas en innovar y probar cientos de cosas.

Se hizo famoso el teorema de pareto por el libro de Tim Ferris La semana laboral de 4 horas en el que explicaba su modelo de negocio.

En mi caso, el 20% es el podcast. Allí y gracias a la ley de los pocos vitales me estoy centrando en fortalecerlo (por eso he pasado de hacer vídeos de Youtube y Live para mi grupo de Facebook) y gracias a ello he conseguido hacer 5 podcast a la semana.

¿Cómo aplicar el teorema de pareto en lo personal?

Te preguntarás cómo puedo aplicar esto en mi día a día para lo personal, pues es bien sencillo, te pongo algunos ejemplos de la regla 80-20.

Podemos invertir nuestro tiempo para lo social solo con el 20% de los amigos que nos hacen feliz y lo pasamos genial con ellos. Todos los demás podrás compartir el otro 20%.

Usamos nuestro tiempo en los deportes que más nos satisfacen tanto mental como físicamente y el otro 20% podemos innovar (algunas veces en el gim pruebo Taichi, Spinning o pilates por poner algunos ejemplos ).

Podemos usar nuestro tiempo en hacer la compra toda de una vez e invertir el 20% de nuestro tiempo para comprar el 80% principal de la semana y algunos productos de el mes.

principio de pareto

Prioriza en lo importante para ti, que no será más de un 20% de las cosas que tienes que hacer y sustitúyelas por las cosas que te aburren o agobian. El 20% del tiempo restante ponte a hacer lo que te cuesta normalmente, pero ya has hecho lo que te gusta.

Lo que quiero que te quedes con toda esta entrada es que es una aproximación no una regla a raja tabla y que se consigue el 80-20. Puede que sea 70-30 o 90-10, pero siempre va hacia algún lado nuestra motivación, productividad, esfuerzos, tiempos o recursos por poner varios ejemplos.

¿Cómo puedes extrapolar la regla 80-20 a tu emprendimiento?

Otro punto que te puede servir esta regla del 80-20 es que puedes invertir chorrocientas horas para tu emprendimiento, o bien compactarlas en tu 20% y usar toda tu concentración y esfuerzo (pero para ello necesitas cero interrupciones).

También, puedes dedicar los momentos que estás más relajado y tranquilo (que normalmente son unas horas en concreto en el día) para trabajar y sacar el 80% del trabajo atrasado o de servicios que estés dando en ese momento.

regla del 80 20

Otro punto interesante para mí es que puedes aprender o formarte un 20% y dedicar a practicar un 80% de tu tiempo restante.

Por último, otro ejemplo que te quiero poner del principio de pareto es que puedes invertir un 20% en buscar información para tu blog, e invertir un 80% en escribir, buscar fotografías y demás que hagas para completar la entrada que estés haciendo.

Como ves es una regla sencilla, pero muy potente y además seguro que un poco te hace salir de tu zona de confort y es muy probable que consigas más clientes en el camino.

¿Cómo saber si lo estás haciendo bien la ley de los pocos vitales?

Bueno, este punto es sencillo y práctico a la vez, je, je, je. Lo que tienes que preguntarte es cuál es tu estado de ánimo porque si estás feliz imagino que es por dos consecuencias; o estás más tranquilo porque ya no tienes tantas cargas de trabajo, o tienes más servicios o ingresos ya que te has centrado en el 20% de tus clientes que más productos te compran o te contratan.

Si por el contrario, no te sientes muy diferente y te lo puedes permitir, te invito a que en la medida de lo posible intentes delegar ese 80% a profesionales como son copy, maquetadores, editores o profesionales por ejemplo de la publicidad en Facebook y tú te centres en lo que de verdad eres bueno, que imagino que son tus servicios.

¿Te ha gustado esta entrada sobre el principio de pareto? Déjame tu comentario aquí abajo.

Más información
Supera tus barreras mentales para conseguir el negocio de tu vida- Miedos, bloqueos, procrastinación, parálisis por análisis, desmotivación o falta de claridad en tu objetivo:

Deja un comentario

David Muela Regidor (aquí el presente) solicita tu consentimiento para moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.