Aprende a no sentir arrepentimiento y pasar de página para tu proyecto

Una de las variables más jodidas a la hora de tomar una decisión para tu emprendimiento o propósito de vida es el arrepentimiento de las decisiones no tomadas o como se llama vulgarmente el costo de oportunidad.

Es decir, si ya normalmente a las personas que padecemos el síndrome del impostor (tenemos miedo a no estar nunca preparados suficientemente, miedo a fracasar y a mostrar lo que sabemos) nos cuesta tanto tomar una decisión, la pregunta que llega después es ¿será la alternativa que he tomado la correcta?

Sabes que normalmente y sin tomar decisiones alocadas o precipitadas, siempre es mejor tomar una mala decisión para actuar que la decisión de no hacer nada por cambiar nuestra situación.

Me refiero a que si te sientes bloqueado por esta parálisis por análisis que tienes y no consigues mostrar tus servicios en las redes sociales o tu web, o los muestras, pero no consigues avanzar por algún miedo de los que te he mostrado tienes que tomar una decisión de por dónde debes tirar.

Por eso, te muestro a continuación cómo debes hacer para no tener jamás ni culpa ni remordimientos por tomar decisiones siempre que conlleven acción.

¿Cómo no tener ni culpa ni arrepentimiento en tu proyecto?

Este blog va dirigido a ti que sientes el bloqueo del miedo a tomar decisiones y procrastinas las tareas que tienen que hacer (algunas veces haces las tareas que se has prometido en tu objetivo y otras lo dejas sin hacer hasta el infinito), pero que a pesar de ello tienes un propósito de vida que es el ayudar a los demás con tu terapia o coaching en el que te has formado.

Todas las cosas que nos producen infelicidad (como es el no tener nuestras expectativas cubiertas de cuántos clientes tenemos que tener o cuánto dinero queremos conseguir con nuestros servicios) conllevan o convergen en solo 3 tipos de dolor que te muestro a continuación.

Dolor de crecimiento

Todas las personas que se sienten que hacen todo lo posible por avanzar en su proyecto a pesar de que pueden y tienen derecho a equivocarse, pero siempre desde acciones que conlleven movimiento. Entonces, decimos que a pesar de sus miedos, a pesar de que hay veces que no les apetecen seguir trabajando en su proyecto porque creen que no tienen el feedback suficiente a todo lo que están haciendo.

Es decir, por eso duele el ponerse delante de su proyecto si es online pues delante del ordenador y si es offline pues dando sesiones de su terapia aunque sea de forma gratuita. Muchas de las veces como dice Sergio Fernandez hay que hacer porque que el Universo se entere de lo que eres y no te está dando y que es tuyo, o dicho de otra forma para que la musa llegue te tiene que pillar trabajando.

Por eso, no justifiques tu procrastinación, no te arrepientas ni tengas remordimientos de lo que no has hecho, y si tienes miedo, da pasos muy chiquititos como te explico en la metodología Kaizen porque a pesar de tu dolor sabes que estás creciendo en lo laboral así como en lo personal.

Dolor de arrepentimiento, crecimiento o disciplina

Dolor de disciplina

Por otro lado, existe otro dolor que va muy cercano al término que yo siempre te comento de picar piedra. Es decir, en la idea de que hay cosas que no nos gustan tanto de nuestro emprendimiento, pero sin embargo, son cosas que tenemos que hacer y además de forma reiterativa.

Por poner un ejemplo, a mí me apasionan dar mis sesiones de coaching y PSYCH-K como buen terapeuta, je, je, je e incluso el tiempo que invierto en hacerte los podcast. Sin embargo, no me apetece mucho el ponerme a escribir entradas porque no es el canal que me siento más cómodo transmitiendo.

Por lo que te comento en este dolor, mientras que en el anterior puede ir asociado la motivación de crecer, en este dolor sin embargo va asociado el tema del sacrificio de un bien mayor.

Un ejemplo, de este punto puede ser que necesitas aprender todo lo que estás haciendo primero por tu familia y segundo para no caer en el arrepentimiento por un error que es el dolor que te muestro a continuación.

Dolor de arrepentimiento  

El dolor de arrepentimiento es cuando la persona a nivel mental o de actitud parece que ha tirado la toalla lo que pasa que todavía o no se ha enterado o no se quiere enterar porque le da pena.

No tiene motivación ni un sueño claro de a dónde quiere llegar y además es incapaz de sacrificarse por algo que, o a lo mejor no cree en lo que está haciendo (da mucho el perfil si sientes el síndrome del impostor), o no le llena todo el camino que tiene que recorrer.

Por poner un ejemplo, puede que como beneficio sea ganar un dinero extra o tal vez en serio te guste lo que haces, pero el precio que tienes que pagar por vender tus servicios es inadmisible. Aquí tenemos un dilema en el problema de base, o toleras la venta o afrontas que el propósito de vida no está hecho para ti.

Más información
Supera tus barreras mentales para conseguir el negocio de tu vida- Miedos, bloqueos, procrastinación, parálisis por análisis, desmotivación o falta de claridad en tu objetivo:

Deja un comentario

David Muela Regidor (aquí el presente) solicita tu consentimiento para moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.